(619) 719-5703‬
info@licenciabancaria.pro

Planificación Fiscal Internacional para Prestamistas de Día de Pago

Posted by: Christian Reeves
Category: Puerto Rico

Los costos fiscales en EE.UU. para prestamistas de día de pago pueden llegar a ser duros para los contribuyentes. El componente de interés de su ingreso es gravado donde el prestador se ubique. Esto quiere decir que tienes que presentar declaraciones en cada estado y lidiar con una red de leyes fiscales complejas.

Entonces una porción de sus ingresos que no es considerada interés, debe pagar impuestos donde sea que se encuentre su negocio. Estamos hablando de los Estados Unidos así que está pagando el 35% en impuestos corporativos más el 12% de impuestos estatales en ingresos netos. 

Puede operar en Estados Unidos y pagar solamente el 4% en la mayoría de sus ingresos netos. Puede obtener una licencia bancaria y operar el negocio a través de esta entidad mientras está manteniendo su 4% en tarifas de impuesto corporativo.

Esto es exactamente lo que estoy diciendo. Puede establecer una licencia completa en conjunto con un grupo de crédito en el territorio Americano de Puerto Rico y hacer préstamos a todo Estados Unidos. Lo que tiene que hacer es abrir una compañía siguiendo la estructura que encontrará en el Acta 20 para proporcionar los servicios para empezar a realizar préstamos, los cuales le cobran un 4% en impuestos. El grupo crediticio que abrió en conjunto con su compañía en Puerto Rico hace una ganancia pequeña para todos sus miembros, pero todas las ganancias vienen de la compañía mientras siga al pie de la letra lo que dice el Acta 20. 

La estructura permitirá que un prestamista de día de pago intercambie el 40% de tarifa de impuestos en ganancias corporativas a una tarifa del 4% en Puerto Rico.

Puerto Rico es la única jurisdicción donde se puede encontrar esta oferta fiscal. Si se establece offshore, las leyes federales de Estados Unidos aplican a su negocio establecido en los Estados Unidos. Además, es prácticamente imposible hacer préstamos dentro de los Estados Unidos desde fuera. 

Puerto Rico es único. Es un territorio de Estados Unidos, así que las leyes federales aplican. Esto quiere decir que abrir una empresa de prestamos de día de pago en Puerto Rico es el equivalente a abrir una compañía en los Estados Unidos. Con una excepción: impuestos. 

La sección 933 del código de impuestos de los Estados Unidos excluye de impuestos americanos a cualquier ingreso hecho en Puerto Rico. Un negocio operando desde Puerto Rico solamente paga impuestos de Puerto Rico, no impuestos federales Americanos. 

Por esta razón, Puerto Rico le puede ofrecer a los prestamistas de día de pago un trato. Establezca su compañía en el país, acuerde una licencia de negocio como lo dictamina el Acta 20, contrate a por lo menos 5 empleados en la isla, y todo el ingreso que obtenga en Puerto Rico será de 4%. 

Para clarificar: Seguirá pagando impuestos sobre la renta en el componente de interés. Es el componente de negocios de sus ingresos corporativos que pueden ser gravados en Puerto Rico en 4%. Para calificar a una tarifa del 4%, el trabajo que se necesita para obtener estas ganancias corporativas debe de ser de Puerto Rico. 

Aquí es como puede asignar ingreso en medio de ingresos por intereses/ fuente de ingresos de Estados Unidos y ganancias corporativas/ ingresos obtenidos en Puerto Rico gravados a un 4%. 

Algunos expertos fiscales mantienen la posición de que el componente de intereses de prestamistas de día de pago debería ser el mismo que el de un bono basura. Eso es una tarifa del 6% al 10% por año. 

Sin embargo, los prestamos de día de pago tienen un costo eficiente al prestamista del 200% al 600% por año. El costo promedio de un préstamo de día de pago que se pasa unas cuantas veces sería del 400%.

Entonces podría argumentar que la fuente de ingresos de Estados Unidos aplicable a impuestos donde el prestador se encuentre es del 10% mientras el balance, 390% proviene de Puerto Rico. 

En números muy aproximados, un prestamista de día de pago podría mover el 98% de su ingreso fuera del sistema fiscal de los Estados Unidos y dentro del régimen fiscal de Puerto Rico lo cual es mucho más favorable. Esto reducirá su tarifa de impuestos del 40% al 4% en cualquier ingreso obtenido en Puerto Rico.