(619) 719-5703‬
info@licenciabancaria.pro

Obtener una Licencia de Entidad Financiera Internacional en Puerto Rico – Parte 1

Posted by: Christian Reeves
Category: Puerto Rico

Puerto Rico se ha convertido en una de las opciones más populares para los inversores extranjeros que desean abrir una entidad financiera fuera de su jurisdicción. La posición de Puerto Rico como territorio de los Estados Unidos lo convierte en un lugar ideal para que las empresas extranjeras ingresen al sistema bancario de los Estados Unidos sin tener que ingresar a los Estados Unidos.

Puerto Rico es un territorio de los Estados Unidos, pero no es un estado. Lo que significa que tiene sus propias leyes y gobernador, pero todavía están protegidos por muchas (pero no todas)  las leyes federales de los Estados Unidos que cada estado en los Estados Unidos tiene que cumplir.

Los residentes de Puerto Rico han sido ciudadanos de los Estados Unidos desde 1917. Cualquier persona nacida en Puerto Rico puede vivir y trabajar libremente en cualquiera de los 50 estados. Tienen casi todos los derechos que puede tener un ciudadano de los Estados Unidos, excepto que no tienen un representante en el Congreso.

Los puertorriqueños tampoco pueden votar por el Presidente de los Estados Unidos o por el Vicepresidente. Tampoco pagan impuestos federales sobre la renta. Por esta razón, Puerto Rico es una posición muy singular con respecto a los impuestos federales sobre la renta y la inclusión de empresas extranjeras en la isla.

Esta situación única en la que se encuentra Puerto Rico hace posible que la isla pueda crear sus propias leyes fiscales separadas de los Estados Unidos. Puerto Rico ha aprovechado esto y ha creado las regulaciones bancarias más famosas y eficientes para las entidades financieras internacionales en el mundo.

La institución que regula los bancos internacionales en la isla se llama Oficina del Comisionado de Instituciones Financieras de Puerto Rico. La cual está en parte regulada por la Reserva Federal de los Estados Unidos, lo que la convierte en una de las jurisdicciones más seguras para los bancos.

Por todas estas razones, la industria bancaria offshore en Puerto Rico ha explotado en los últimos seis años. Muchos bancos internacionales y entidades financieras han comenzado a inundar la isla haciendo que la industria florezca.

Países de todo el Caribe han comenzado a perder fuerza en estos asuntos, ya que muchos bancos están optando por abandonar este país por una variedad de razones. La principal es la gran cantidad de restricciones que Estados Unidos ha impuesto a las corporaciones que hacen negocios desde estas islas.

En los últimos dos años las Islas Caimán han pasado de 250 a 150 bancos, Belice no ha emitido una nueva licencia en los últimos seis años, y Dominica no tiene un banco offshore internacional que opera en el momento.

Las nuevas regulaciones en los Estados Unidos han hecho que sea increíblemente difícil para los bancos extranjeros obtener las cuentas bancarias correspondientes para poder realizar actividades bancarias dentro de la isla. Si un banco no puede obtener una cuenta correspondiente de los Estados Unidos, esto significa que no puede realizar transacciones en dólares estadounidenses.

Sin duda, la parte más importante de un banco offshore es su cuenta correspondiente. Sin una cuenta correspondiente, el banco offshore tiene todo su dinero congelado y todas las transacciones detenidas.

Un banco offshore que pierde su cuenta correspondiente es algo muy común en la industria bancaria offshore. Puerto Rico está a salvo de que esto suceda ya que el socio bancario correspondiente será de los Estados Unidos y un IFE en Puerto Rico puede usar a la Fed de los Estados Unidos como su corresponsal (sistemas Fedwire).

La única jurisdicción que no se ve afectada negativamente por las regulaciones impuestas en la industria bancaria extraterritorial por los Estados Unidos es Puerto Rico. Actualmente, hay 58 bancos operando en la isla y hay alrededor de 40 solicitudes de licencias bancarias pendientes que se encuentran actualmente en proceso de aprobación.

La demanda de licencias de entidades financieras internacionales en Puerto Rico es intensa. El costo para comprar una licencia en 2020 será de aproximadamente $ 3 millones. Esto significa que el valor de la licencia (sin ningún cliente o libro de negocios) se ha duplicado en 2 años.

Si un banco en Puerto Rico tiene una cuenta correspondiente, entonces el costo de la licencia bancaria sube a más de $ 5 millones (dependiendo de la calidad del banco corresponsal y de si tienen Fedwire). Si el banco tiene un libro de negocios, entonces está viendo alrededor de $ 10 millones.

Como puede ver, hay muchas cosas que intervienen en la venta de un banco. En muchos casos, la mejor opción para establecer un nuevo banco al obtener una nueva licencia. Esto puede llevar algún tiempo, pero es la mejor manera de no pagar de más y establecer su banco de acuerdo con lo que sea mejor para usted.

El marco regulatorio que permite la venta de licencias bancarias internacionales dentro del país se llama Ley 273. La Ley 273 permite a las autoridades correspondientes emitir licencias internacionales de entidades financieras a solicitantes calificados.

La Ley 273 estipula lo que debe cumplir  para abrir un banco en el país. La diligencia debida puede ser a veces restrictiva, pero debe seguirse y tratarse si desea que su licencia bancaria sea aprobada en un plazo respetable.

Espero que hayas encontrado útil este artículo sobre Licencias para tu entidad financiera internacional en Puerto Rico. Para obtener más información, asistencia para iniciar un banco en Puerto Rico o contáctenos a info@licenciabancaria.pro